BRISTELA SALAZAR..ADIOS A NUESTRA REINA

GetAttachment.aspx.jpegRecientemente dejo de existir la Señora BRISTELA DEL CARMEN SALAZAR CONTRERAS a la edad de ciento dos años (102) en su casa ubicada en Pasaje Olivar N° 235 de Población Irene Frei de nuestra ciudad. 

Casada con Don Manuel Antonio Riquelme Riquelme, ambos provenientes de la ciudad de Chillan, radicándose definitivamente en Rancagua y de cuyo matrimonio nacieron siete hijos, veintitrés nietos, treinta y dos bisnietos y diez tataranietos.

Fue una de las fundadoras de nuestra población, hecho que motivo a toda la comunidad a través de la Junta de Vecinos durante las fiestas de aniversario del año 2008 a manifestarle todo el cariño nombrándola “Reina de la Población Irene Frei” en merito a su longeva edad y reconocer también a cada uno de los fundadores y fundadoras de nuestro barrio. Su proclamación estuvo a la altura de los grandes acontecimientos siendo coronada por el entonces alcalde de Rancagua Carlo s Arellano Baeza y por el ex concejal y alcual alcalde Eduarso Soto Romero y los también ex concejales Arturo Jara Carrasco y alexis valenzuela van treek, además de otras autorides

Su gran carisma, su permanente alegría y su virtuosa lucidez, fueron signos inequívocos de que apreciaba la vida y era una agradecida de DIOS, en ocasiones se dio el lujo de recitarle a las autoridades logrando el aplauso espontáneo de los allí presentes.

Durante su cumpleaños numero cien (100) su numerosa familia no escatimo en gastos para organizarle en un céntrico local de la ciudad una hermosa fiesta en donde fue regaloneada “La gran Madre de todos”, como dijera uno de sus hijos.

Su última aparición pública ocurrió durante las votaciones para modificar el contrato de barrio y que el consejo vecinal de desarrollo  (CVD) estaba promoviendo, siempre participaba en las actividades de su comunidad y eso la engrandece aun más al momento de su partida.

Se ha ido nuestra soberana, quedando su trono vacío,  su reino no era de castillos, ni de azahares, ni joyas preciosas, más bien su  reino fue humilde en un barrio pobre llamado Irene Frei y que en su interior está lleno de solidaridad y amor por los suyos, algo mucho más valioso que no se consigue con dinero. Vivió para contarnos como era la población mucho antes de que nosotros naciéramos, nos recitó la alegría, nos dejó la enseñanza de que la juventud se lleva en el alma y que huellas hermosas se dejan en el camino de la vida. Se ha ido nuestra reina al espacio infinito de Dios y del recuerdo, quizás cuando alguien recite un poema estaremos escuchando las suaves melodías de "las odas de la señora Bristela" y este sencillo homenaje habrá ocupado su lugar en la historia.

 

Textos: Jorge Ibarra Espinoza

Foto:    Junta de Vecinos Pobl. Irene Frei

Rancagua, julio de 2010

|

Comentarios

Ha sido un honor conocer a esta hermosa persona que yo llamo sabiduria y esta conmigo siemprea pesar del poco tiempo que la vi.

gracias a dios por permitirme tan hermoso honor

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar